SECRETARÍA DE PARTICIPACIÓN Y DESARROLLO SOCIAL HIZO UNA CENA NAVIDEÑA PARA HABITANTES DE LA CALLE

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Cartagena de Indias D. T. y C., 29 de diciembre de 2022 Un buen rato de esparcimiento y hermandad con los funcionarios del Distrito fue lo que vivió un grupo de habitantes de la calle, que se localiza, principalmente, en el monumento a la India Catalina, del sector Puerto Duro, en el centro de Cartagena.

 

Allí, la Alcaldía de Cartagena volvió a hacer presencia, a través de su Secretaría de Participación y Desarrolle Social.

Para tales fines, la Unidad de Habitantes de la Calle preparó una cena navideña, la cual resultó una buena convocatoria, para reunir a la mayoría de desamparados que circulan por el centro y por sector Chambacú.

 

Elvira Bervel, encargada de la Unidad de Habitantes de la Calle, contó que la cena navideña fue una forma de finalizar un año de buenas obras que se han venido realizando en favor de estas personas caídas en desgracia, gestión a la cual se unió la Fundación Cairo, para la entrega de obsequios como ropa, un kit de aseo y librillos del Nuevo Testamento.

 

Asimismo, recibieron una charla cristiana esbozada por un empresario que relató haber vivido en la calle durante diez años, por culpa del consumo de estupefacientes, los cuales lo tuvieron atrapado durante 29 años.

 

“Pero, con la ayuda de Dios y su hijo único Jesús Cristo, abandoné el vicio, me casé nuevamente, tengo mis hijos y tengo mi empresa. Es decir, Dios me ayudó a recuperar todo lo que había perdido. Asimismo, si ustedes lo desean, Dios también podrá regresarlos a la nueva vida”, disertó el empresario.

 

Elvira Bervel recordó que una intervención similar a la de Puerto Duro se realizó en Chambacú, donde a los desposeídos se les llevó una cena de arroz con pollo y pasteles, manjares que también disfrutaron los habitantes de la calle que conviven en los manglares de la avenida del Lago.

Agregó que, hasta el momento, estas intervenciones han logrado rescatar de las drogas a doce personas, quienes ahora están reincorporados a sus familias y a la vida laboral.

 

“Viendo que estas gestiones son positivas —anotó Bervel—, queremos que todos los sectores de la ciudad se nos unan, para que nos ayuden a que estos hermanos de la calle puedan salir adelante”.

Las intervenciones de la SPDS están encaminadas, más que todo, a sensibilizar diariamente a los desamparados, para que se vayan apartando del consumo de estupefacientes.

 

Para tales efectos, estas personas son caracterizadas y se les elabora un certificado de habitante de la calle, con el cual pueden integrarse a un servicio de EPS subsidiada, donde hacerse los tratamientos correspondientes, en pos de la superación de las adicciones.

 

En ese sentido, la Secretaría de Participación está convencida de que todos los habitantes de la calle pueden superar el consumo de alucinógenos, siempre y cuando el afectado esté dispuesto a asumir seriamente un tratamiento.

 

Según Elvira Bervel, el centro de Cartagena tenía, aproximadamente, 200 habitantes de la calle, empezando desde el Parque Bolívar hasta Chambacú, lo cual motivó una serie de intervenciones de la SPDS con las cuales se logró la incorporación de varios grupos a los hogares de paso.

 

“Muchas de estas personas tienen sus cónyuges y sus hijos, y nosotros buscamos que se reúnan con sus familias y entiendan que todo lo que hacemos es por el bien de ellos”, manifestó Bervel, quien añadió que el puente Heredia, entre los barrios Getsemaní y Pie del Cerro, es uno de los puntos más críticos que tiene la ciudad, en cuanto a concentración de habitantes de la calle.

 

Otra de las zonas problemáticas es la llamada “Calle del cartucho”, entre los barrios Ceballos y Nuevo Bosque, “donde tenemos que hacernos acompañar de agentes de la Policía. Pero también hacemos intervenciones en el barrio El Campestre; y, sobre todo, en Chambacú, donde se han detectado algunos expendios de drogas”.

 

En total, y de acuerdo con el conteo que la SPDS hizo el año pasado, en Cartagena hay, más o menos, 800 habitantes de la calle, siendo Chambacú el sitio más poblado con 76 habitantes.

Por su parte, Dairo Patiño, un habitante de Puerto Duro, consideró que “esta cena estuvo muy buena; y estoy muy agradecido con Dios y con la Secretaría de Participación, porque nos trata muy bien y quiere que nosotros mejoremos cada día más”.

 

Bladimir Espinosa, un oriundo de Venezuela, quien asistió a la cena con su esposa y sus dos hijos pequeños, pidió que “ojalá el Gobierno no deje de favorecer a la gente de la calle, que necesita de todos nosotros. Yo me siento muy agradecido con la gente de Cartagena, porque nos han tratado muy bien; y, gracias a eso, tenemos ánimo para seguir adelante”, afirmó.